Usted se encuentra delante de una gran paisaje o en el interior de algún edificio y desea abarcar la máxima amplitud de la escena dentro de su encuadre imaginario, pero se encuentra con limitaciones angulares. ¿qué puede incluir en la mochila para solucionarlo? Acople un objetivo gran angular a su cámara.

Dicho en palabras sencillas: los objetivos gran angular hacen que las cosas parezcan más lejos gracias al ángulo de visión tan extenso que poseen, por lo que pueden incluir más espacio en el encuadre y el efecto puede ser muy sorprendente.

En términos generales, cualquier óptica con una longitud focal inferior a 50 mm (en una cámara de pequeño formato) se considera gran angular. Cuanto menor sea este número, mayor será el ángulo de visión que usted podrá apreciar por el visor, pero más distorsión de la imagen se creará en los bordes de la fotografía.

Los objetivos gran angular pueden ser fijos o zoom. Pero una vez que se introduce la función zoom en un objetivo, se enfrenta a problemas tales como una menor captación de la luz que entra (esto se corrige aumentando la sensibilidad) y a las aberraciones cromáticas en la imagen final (muchas veces inapreciables a simple vista).

Usted no necesariamente tiene que pagar una fortuna por una lente gran angular. Puede obtener, por ejemplo, una Nikon o Canon a partir de unos pocos cientos y subiendo y subiendo desde allí.

Por ejemplo , Nikon vende el NIKKOR VR 10-30 mm por unos 190€ – lo cual es una muy buena idea para la fotografía que hemos comentado. Pero este sólo es uno de los básicos, este fabricante también tiene en alta gama el Nikon AF-S 14-24mm f/2,8G ED. Y su competidor directo, Canon, tiene un rango focal similar, desde el EF-M 22mm 1:2 STM fijo de 220 euros, hasta el Canon EF 14mm 2.8 L II USM también fijo de 2200€.

Como siempre, estudie las opciones disponibles y escoja. Pero antes, al igual que si se adquiriera una cámara, busque en internet o diríjase a una tienda especializada, si es así, los dependientes también son fotógrafos y le ayudarán en su elección.

Pero sólo recuerde: usted conseguirá lo que pague. Cuanto más capacidad de gastar tenga en un objetivo, mejor será la calidad de las fotografías que usted conseguirá, pero no significa que sean mejores. Yo en mi caso uso el Canon EF-S 10-22MM F/3.5-4.5 USM, y he realizado con él fotografías realmente atractivas como “Espíritu Navajo” o “Cruz Sagrada”.

Si usted tiene un amigo con un objetivo gran angular, pregúntele si lo puede probar y así tendrá una idea del concepto Gran Angular antes de comprar.

Tener un objetivo gran angular en la mochila su equipo,  le abrirá un gran abanico de nuevas posibilidades, y eso es la fotografía, imaginación, posibilidades y creación.