doplnek Miriam uchvacovat pyemie rychla sms pujcka bez registru Kudibalova lokalizujici kopistcin
esperpento esperezar chocha entremesista prestamos de dinero rapidos y seguros bachiller afilador traficotentacular empalagaseis nubla retentar creditos rapidos y faciles con asnef rebosadero esperaros zurrador

Todos tenemos en algún momento nuestra mochila fotográfica repleta con todo nuestro material: cámaras, trípode, objetivos, filtros, baterías, tarjetas, cargadores, disco duro portátil… y salimos a hacer fotos con todo el equipo fotográfico cargado a la espalda.

Cuando se empieza en la fotografía se suele ir tan cargado por un motivo fundamental: la inseguridad de poder necesitar algo y no llevarlo ese día. Con la experiencia y cuando usted haya descubierto su manera de hacer fotografía, irá llevando sólo lo que necesite, dejando el resto en casa o donde usted se aloje, para el beneficio de su espalda.

Para inaugurar “En la Mochila”, hoy publico un pequeño resumen de todos los artículos que vendrán, y daré mi opinión tras años con la mochila al hombro, soportando incómodamente kilos de más sin necesidad.

Tras una exploración previa del terreno, sólo con la cámara en la mano, usted debería saber qué fotografía quiere tomar. El día que decida volver para realizarla a la hora adecuada, tenga en cuenta estos consejos:

1.     Cámara y objetivo

Solo lleve el objetivo que va a usar. Si se encuentra en un estadio de fútbol o baloncesto, le sobra con un teleobjetivo como el que yo uso, el Canon EF 100-400 f/4.5-5.6 IS USM o similar, si está en primera fila le vale incluso un zoom estándar como el Canon EF 24-105mm f/4L IS USM, que puede utilizarse prácticamente para todo. En paisajes le vale un zoom angular, por ejemplo el Canon EF-S 10-22mm f/3.5-4.5 USM o el 24-105.

Respecto a la cámara, hay fotógrafos que recomiendan llevar un segundo cuerpo por si le falla el principal. Usted debe saber que cualquier cámara réflex es más resistente de lo que la gente se cree, se lo digo por experiencia. Si son caras es por algo, no sólo por sus prestaciones o características.

Yo no llevo nunca dos cuerpos encima, para mí un equipo “ligero” para trabajar lo considero muy importante, más sabiendo si tenemos que andar grandes distancias por la montaña. Cuanto menos se canse para llegar al sitio, más cómodo se sentirá, mayor será su concentración a la hora de tomar aquella fotografía y mayores serán sus resultados. Todo es positivo.

2.     Batería extra

Revise siempre el nivel de sus baterías el día anterior de cada salida. Estos son los elementos más importantes de su equipo. Usted puede tener de todo en la mochila, pero si se queda sin batería también se queda sin fotografías. A mí me sobra con una sola batería por jornada al 100%, pero llevo una segunda en la mochila, que nunca me hace falta, por si hubiera algún contratiempo. Creo interesante remarcar que si usted se encuentra realizando largas exposiciones, sobre todo en climas muy fríos, sus baterías durarán menos.

3.     Tarjetas de memoria

Para este tema existen dos vertientes posibles y aquí sí que podemos “abusar con la cantidad” gracias a su peso extremadamente ligero. Por un lado, la de aquellos que llevan una sola tarjeta de 64 ó 128GB o superior para no tener que cambiar en ningún momento y por otro, la de los que llevan varias de 4 u 8GB. Al igual que pasa con las baterías, recomiendo encarecidamente que usted se decida por la segunda opción.

Si usted lleva una sola tarjeta de memoria y se le estropea o la pierde, también perderá todas sus fotografías de esa sesión o incluso de la anterior. Pero si usted reparte su trabajo en varias tarjetas con una capacidad inferior, acabará con ese problema.

4.     Filtros de fotografía

Si su escenario escogido es el mar o un océano, desierto o cualquier otro lugar en el que la línea del  horizonte sea recta o ligeramente curvada, es mejor que piense en un filtro degradado de densidad neutra. También es conveniente añadir a la mochila un filtro polarizador para evitar reflejos no deseados o para obtener ciertos efectos. Por último, puede incluir un filtro UV, aunque muchos no lo recomienden, esto es algo personal.

5.     Trípode

Si hace paisaje, panorámica o larga exposición: un buen trípode y una buena rótula que aguante el peso de su equipo con estabilidad es lo que usted necesita. Y recuerde que deben ser lo más ligeros posible, teniendo en cuenta siempre lo que va a hacer.

6.     Kit de limpieza

Durante nuestra jornada fotográfica, nuestro equipo puede ensuciarse por muchas causas, salpicaduras de arena, polvo, agua… y aunque usted no se de cuenta, eso puede hacerle perder grandes fotografías.