Mi concepto sobre la Fotografía Artística (Fine Art Photography)

 

La fotografía en sí es un arte y el fotógrafo es aquel ser sensible que está en permanente contacto con la cultura visual para reproducirla en sus fotografías. Como la etimología indica: “escribe con luz”.

El ojo debe entrenarse como cualquier otro órgano.  Sólo se puede juzgar, y por ende producir, si se posee una mirada sensible y formada, que nos enfrente a la mayor comprensión de las imágenes y, a la vez, de su disfrute, más allá de gustos personales o de criterios tan arbitrarios como “bonito” o “feo”.

“Cuando un individuo toma una cámara”, el universo de creaciones posibles se dispara. Desde la fotografía del recién nacido hasta el paisaje, una multitud de temas comunes llenan los ordenadores de cientos de “artistas”, pero en sí…

…el arte es entendido generalmente como cualquier actividad realizada por el ser humano con una finalidad estética o comunicativa, a través de la cual se expresan ideas, emociones o, en general, una visión del mundo mediante diversos recursos, como los plásticos, lingüísticos, sonoros o mixtos. El arte es un componente de la cultura, en el cual se reflejan los sustratos económicos y sociales, y la transmisión de ideas y valores inherentes a cualquier cultura humana a lo largo del espacio y del tiempo.

¿A qué podemos llamar fotografía artística?

Esta pregunta nos la hemos hecho muchas veces. Creo que la respuesta es que, a pesar de que en la captación de una imagen intervienen “factores técnicos”, que deberán ser lo más perfectos posible: longitud focal, tipo de enfoque, velocidad de obturación, abertura de diafragma, encuadre, etc., también serán importantes las condiciones ambientales, es decir: el escenario, el momento, si la imagen captada conecta con el observador, las emociones que en ella se transmiten, si invita a observarla, etc. Estos factores, unidos a la técnica utilizada por el fotógrafo, pueden crear, sin duda, una obra de arte.

Estos son aspectos que enriquecen mucho a una fotografía para que destaque sobre las demás, y a través del desarrollo de ambas cualidades, el artista busca romper con los prototipos y se atreve a explorar. La fotografía “consiste en buscar algo interesante en un lugar común y corriente”. Cuando una persona decide hacer arte es porque está buscando como expresar su personalidad, su concepto de algo específico, ese algo que le mueve dentro de una forma particular, desde su propia personalidad. El fotógrafo deja que su obra hable por sí sola, no necesita explicaciones y si bien, en ocasiones, algunos presentan tendencias mucho más abstractas que otros, el punto clave radica en su construcción, de qué manera la fotografía habla, de qué manera cobra vida.

Toda fotografía artística es una combinación de suerte y disciplina técnica. Saber esperar la luz, la imagen o el movimiento perfectos para capturar lo que el fotógrafo está intentando expresar, son a la vez un arte y una ciencia. Los fotógrafos que se han hecho famosos por su talento y formación han pasado años desarrollando técnicas y estilos para conseguir que sus fotos sean verdaderamente únicas. En definitiva, la fotografía artística es, a mi entender, una forma maravillosa de capturar imágenes para transmitirlas a las futuras generaciones.

¿Qué opináis?

“Para mí, mi cámara es simplemente una herramienta que me permite capturar un impresionante momento y convertirlo en una obra de arte, igual que un maestro de la pintura lo hace con su pincel”.

Marc Cirujeda