Si se fotografía por diversión, trabaja profesionalmente, o está buscando la manera de entrar en el sector de la fotografía profesional, un buen Portfolio de su trabajo es algo que realmente debería tener. La creación de un buen Portfolio no se aprende de un día para otro, es algo en lo que se tarda mucho tiempo, tal vez años. Para ello, existen varias maneras de crearlo, pero depende de usted conseguir unos buenos resultados, ya que implica mucha dedicación y sacrificio. Pero si realmente ama la fotografía, no se convertirá nunca en trabajo ni en sacrificio, será una pasión.

¿Cuál es el propósito de su Cartera Fotográfica? ¿Es algo para tener a mano y mostrárselo a sus amigos, o es para ayudarle a obtener un determinado tipo de trabajo? ¿Quiere destacar con su estilo de hacer fotografía? No importa cuál sea su pregunta, un buen Portfolio ha de servirle para mostrar sus trabajos, de manera profesional, a cualquier tipo de persona, sea quien sea. Como he comentado, yo llevo años trabajando en el mío, actualizándolo y perfeccionándolo semana tras semana, y por eso, a continuación le muestro algunas cosas a considerar por si decide crear uno propio.

  • Crear una página web

Consejo 1: Para mí, un Portfolio es una página web, hoy en día quien no está en Internet, no existe, así de claro y directo. Su Portfolio siempre será “sunombre.com”.

Consejo 2: Evite las plataformas para la subida masiva de fotografías, algunas son gratuitas, pero no dan una buena imagen de fotógrafo profesional. La finalidad de estos sitios es otra.

Consejo 3: Una vez haya encontrado su estilo de hacer fotografía y tenga su Website personal, debería incluir una breve declaración de los contenidos y la temática del Portfolio, además de un listado de las fotografías ordenadas por temática y las miniaturas dentro de ellas.

Consejo 4: Sea ordenado. Si su Página Web está desordenada y no es fácilmente navegable, dará una sensación de fotógrafo desordenado y poco profesional. Esto hará que los internautas se marchen de su sitio y se le escapen posibilidades de éxito.

  • Piense en los demás

Cree un Portfolio descargable en formato PDF. Al hacer esto, estará entregando su trabajo para una evaluación, de forma indirecta, a potenciales profesionales del sector, interesados por sus obras, como pueden ser galeristas. No incluya todos sus trabajos. La mayoría de la gente tiende a pensar que en una Cartera Fotográfica simplemente tiene que aparecer su “mejor trabajo”, esto es muy subjetivo en sí mismo, porque aunque al autor pueda gustarle mucho una determinada fotografía, no significa que al gran público le guste también. Piense en ello.

  • Cree filtros de búsqueda

¿Quiere presentar las fotos en orden estético, o agrupadas en subtemas dentro del Portfolio? Tal vez le interese crear una cartera B&W por separado, podría ser una buena idea.

Y recuerde, si no tiene presencia en internet no existe. Revise constantemente su Portfolio y actualícelo a menudo. Y sobre todo, no se sienta abrumado por el enorme trabajo que supone su creación. Es más factible de lo que usted piensa. Su Portfolio es su tarjeta de presentación como fotógrafo. Así que ponga un poco de imaginación en él y promueva su trabajo con confianza. Las cosas bien hechas, tarde o temprano serán recompensadas. El tiempo le devolverá todo su esfuerzo transformado en éxitos.