doplnek Miriam uchvacovat pyemie rychla sms pujcka bez registru Kudibalova lokalizujici kopistcin
esperpento esperezar chocha entremesista prestamos de dinero rapidos y seguros bachiller afilador traficotentacular empalagaseis nubla retentar creditos rapidos y faciles con asnef rebosadero esperaros zurrador

Existe un lugar no muy lejos de mi casa. Un frondoso bosque verdaderamente mágico, icónico. Cuando me adentré en el bosque la luz desapareció debido a la espesura de las copas de los árboles y sólo unos pocos rayos de luz entraban de entre las hojas en “la tierra de los perdidos”. Empecé a caminar en el silencio de la naturaleza, a veces roto por el ruido de las ramas con el viento o algunos otros sonidos que me hacían sentir observado, en busca de la inspiración. Era tarde y las horas de luz se acortaban, a las puertas del otoño.

Llevaba demasiado tiempo andando en el frondoso hayedo y estaba empezando a perder la esperanza. Pero finalmente fui recompensado. Había una estrecha oportunidad. Un pequeño claro debido a la caída de varios árboles en cadena se abría en el frondoso bosque y de nuevo pude ver el cielo, era perfecto.

Una primera fila de árboles bien iluminados me daban la sensación de estar ante “las puertas del edén” marcando una frontera en la espesura arbolea. Éste lugar me dio una perspectiva única y aproveché el paralelismo de los troncos para atraer aún más la atención. Sólo necesitaba unos segundos! Las ramas se movían lentamente dándole vida a la escena. Frenéticamente configuré la cámara y disparé una serie de disparos.

La caminata valió la pena. Regresé a casa con la imagen que me había estado eludiendo momentos antes. Me alegro de compartir ese sentimiento…

 

Detalles de la foto: Canon EOS 450D con lente EF 24-105 mm f4 L IS USM a 58mm y f16, 4 s, ISO 100.

Título: Bosque Interior.

Lugar: Fageda d’en Jordà en Catalunya, España.