Adentrarse en la La Rioja significa “callejear” entre interminables y fértiles llanuras tapizadas de viñedos, disfrutar de la luz que reina sobre el arte de infinitos campos y observar la naturaleza de esta región. Llevaba ya mucho rato perdido en las los paisajes cuadriculados, verdes y anaranjados, característicos de esa zona y tenía ganas de encontrarme con algo diferente. Desde lo alto de un cerro, avisté en el horizonte unos enormes campos amarillos que destacaban vistosamente con el entorno. Eso era exactamente lo que andaba buscando. Cogí mi equipo y me adentré a pie en busca del ángulo correcto.

 

Detalles de la foto: Canon EOS 450D con lente EF 24-105 mm f4 L IS USM a 47mm y f8, 1/80 s, ISO 100.

Título: Campos de Colza.

Lugar: La Rioja, España.